Bonao-. Cientos de personas de diferentes edades, comenzaron a formar largas filas en los centros de vacunación que operan en esta ciudad, desde las primeras horas de la mañana de este jueves, con el objetivo de protegerse contra la difteria, ante el pánico y la preocupación que ha provocado esta enfermedad en todo el país.

La doctora Rita Desangles, directora provincial de salud, declaró que en los municipios de Bonao, Piedra Blanca y Maimón, se estará vacunado en horario corrido hasta las 4:00 de la tarde de hoy, en los lugares habituales, como son los hospitales, policlínicas, unidades de atenciones primarias y clínicas privadas, con el objetivo de garantizar una mayor cobertura a la población, durante el asueto de la Semana Santa.

Los doctores Rita Desangles, Guillermo Dicent y Mary Frías, quienes recomendaron a la población tomar las medidas preventivas correspondientes, para evitar posibles casos difteria.

“Llamamos a la gente de nuestro pueblo a mantener la calma, a no desesperarse, porque no estamos en una situación de emergencia en nuestro país, ni tampoco en Monseñor Nouel, pero si estamos fortaleciendo la vigilancia epidemiológica, como prevención de posibles casos de difteria, por lo que no hay necesidad de salir corriendo a vacunarse contra esta enfermedad”, sostuvo la funcionaria gubernamental.

Desangles, quien ofreció sus declaraciones a Reflejos Global, en compañía de los doctores Guillermo Dicent y Mary Frías, encargado del Programa Ampliado de Inmunización (PAI) y subdirectora del hospital Pedro Emilio de Marchena, respectivamente, reiteró que lo que existe realmente en Monseñor Nouel es la preocupación de la gente de que la enfermedad “nos pueda afectar a todos”, razón por la cual acuden en masas a los centros de vacunación.

Al hablar sobre las medidas de preventivas que deben de adoptar los padres, la doctora Frías, quien es además médico pediatra, dijo que es fundamental revisar la tarjeta de vacunación de los niños menores de cinco años, como forma de comprobar que hayan recibido las tres dosis de vacuna Penta a los dos, tres cinco y seis meses y dos refuerzos de la vacuna DPT, una a los 18 meses y otra a los cuatro años.

Personas de diferentes edades acuden a los centros de vacunación de esta ciudad, para protegerse contra la difteria.

“Los niños o adolescentes de 10, 12 o 15 años que hayan recibido el esquema completo o el último refuerzo en un período menor de 10 años no tienen que vacunarse porque están protegidos contra la enfermedad”, aseguró Frías.

Indicó que deben ser vacunadas las mujeres embarazas, las personas mayores de 55 años y el personal de salud que trabaja en las áreas de emergencias y terapias intensivas.

En tanto que el doctor Dicent, reveló que en sólo tres días se han aplicado más de cinco mil dosis de la vacuna contra la difteria, en los diferentes centros que operan en esta provincia.

“Estamos registrando muchas filas de personas en todos los puestos de vacunación, porque la demanda aumenta cada día, por eso estaremos vacunando este jueves santo para cubrir y proteger la mayor población posible durante este largo feriado”, afirmó.