Dolor y pesar en el velatorio del joven de Bonao muerto en un accidente de motor

Sus restos serán sepultados hoy a las 4:30 de la tarde, en el Cementerio de Caracol, de esta ciudad.

Bonao-. Un angustiado abuelo no paró de lamentar el inesperado deceso de Jonathan Reyes Arnó, de 34 años, quien falleció ayer, en esta ciudad, en un accidente de motor, causando gran pesar y dolor entre sus familiares, amigos y relacionados.

“Se me fue un gran hijo, un muchacho valioso, exitoso, trabajador y padre ejemplar”, sollozaba, Reyes Arnó Galván, ante el féretro de su nieto.

Devastadoras escenas de dolor han matizado el velatorio de Jonathan, en la Funeria Taveras, de aquí, a donde acuden personas de todos los estratos sociales para expresarles sus condolencias a los familiares, de un joven que se ganó el cariño y un respeto colectivo de su pueblo.

“En este momento triste, difícil y duro, recordaré a Jonathan como un excelente hermano que siempre nos brindó solidaridad”, expresó un joven durante el velatorio, visiblemente conmocionado por la muerte de su amigo.

Reyes Arnó, murió cuando la motocicleta que conducía de los denominados Ninja, impactó a una yipeta, marca Montero Sport, en el kilómetro 92 de la autopista Duarte, La Ceiba, Bonao, por lo que tuvo que ser trasladado de emergencia al Hospital Traumatológico Profesor Juan Bosch, de La Vega, donde posteriormente falleció.

Residía junto a su esposa e hijos en el sector Bagrícola de este municipio, y se dedicaba a la distribución de gas licuado de petróleo.

SEPELIO
Los restos de Jonathan Reyes Arnó serán sepultados hoy, a las 4:30 de la tarde, en el Cementerio de Caracol, de esta ciudad.