Antonio Almonte y ejecutivos de la minera Falcondo.

Bonao.- El ingeniero Antonio Al­monte, ministro de Ener­gía y Minas (MEM), vi­sitó las instalaciones de Falcondo, en Bonao, pa­ra observar su operación y proceso de producción, sobre todo, en estos mo­mentos de pandemia por la presencia del Covid-19.

Durante el tiempo que permaneció en el lugar, el funcionario, quien fue re­cibido por los altos ejecuti­vos de la empresa, destacó que el Gobierno domini­cano está muy ilusionado con el desarrollo del sector minero.

Manifestó que el inte­rés de la gestión que en­cabeza el presidente Luis Abinader es promover y generar un clima de con­fianza entre los inversio­nistas, que de ser viables se exploten las riquezas sin generar daños irre­parables y que las co­munidades reciban los beneficios que les corres­ponden. Destacó el creci­miento de las exportacio­nes mineras y su impacto como generador de divi­sas, y en el Producto In­terno Bruto (PIB), princi­palmente en el año 2020, que como consecuencia de la pandemia del Co­vid-19 fueron afectados otros sectores como el tu­rismo y la construcción.

Elogia los procesos
El ministro Almonte pudo conocer de primera mano los procesos de la operación de extracción de ferroníquel y sus controles ambientales.

“Esta empresa minera, des­de sus inicios, ha sido una de las principales escuelas de formación de ingenieros de minas del país”, dijo Al­monte al momento de des­tacar los procesos y apego de Falcondo a los más altos estándares de su industria. Al mismo tiempo, el minis­tro reafirmó el compromi­so tanto de su gestión como del Gobierno con el avance de la minería en el país, co­mo una forma de impulsar el desarrollo económico y social que precisa la nación dominicana.

Muestran innovaciones
Los ejecutivos de la empre­sa, propiedad de America­no Nickel Limited, mostra­ron al ministro tanto sus innovaciones en materia de minería responsable co­mo sus programas de res­ponsabilidad social, que abarcan un fuerte com­promiso con la educación en las comunidades en las que opera y el apoyo a las distintas necesidades de la población en sus áreas de operación.

Falcondo mantiene diver­sas obras, proyectos y pro­gramas sociales en las pro­vincias Monseñor Nouel, La Vega y San Cristóbal, donde se encuentran su almacén y su estación de bombeo de combustible, próxima al puerto de Haina.

Desde su fundación, la em­presa ha aportado más de US$53 millones a sus pro­gramas sociales, con la for­mación de más de 2,200 maestros, el apadrinamien­to de más de 130 escuelas con las que ha beneficiado a más de 77,000 estudian­tes y el transporte escolar con el que garantiza acceso a la educación a más de 400 niños cada día, desde hace más de 20 años, entre otras acciones por la comunidad.

“Estamos muy complaci­dos de tenerles aquí, en la familia Falcondo, honrán­donos con la visita de un ministro de Energía y Minas en nuestra empresa”, expre­só Ioannis Moutafis, presi­dente y gerente general de Falcondo.

Acompañantes
Asistieron el viceministro de Minas, Miguel Díaz; asesor en asuntos mine­ros Freddy Lara, Omar Dotel y Miguel Peña, en­tre otros funcionarios

Ambiente
Edwin Deveaux, vice­presidente de la mi­nera, destacó el fuerte compromiso de Falcon­do con el ambiente y su protección.

Falcondo
Es una de las mineras más importantes de RD, con más de 64 años de­dicada a la extracción de ferroníquel, más de 2,000 empleos directos y 10,000 indirectos.